Archivo | Almacenaje RSS for this section

Muebles de cajones

El otro día leí una frase con la que me siento totalmente identificada: “Me fascina el orden, aunque todavía no he conseguido imponerlo en mi vida”. Y es que básicamente soy una persona desordenada a la que le encanta el orden y tener cada cosa en su lugar. ¿Conocéis el blog de I Heart Organizing? Yo os confieso que aunque no es realmente mi estilo, me encanta ver los consejos y las ideas que ofrece: desde cómo preparar un kit de juguetes y entretenimiento para los viajes de los niños, hasta reorganizar tu despensa, pasando por cómo guardar tus pendientes… ¡Esta mujer nunca deja de asombrarme!

Yo, no nos engañemos, nunca llegaré a tanto. Me gusta el orden pero soy incapaz de seguir tantas reglas. Sin embargo, reconozco que no hay nada que me guste más que un armario lleno de  cajones.

Resultan de lo más práctico (aparte de bonitos) porque nos permiten clasificar, guardar e incluso ocultar los miles de objetos que tenemos en nuestras casas. Además, podemos encontrarlos en todos los estilos, ya sean más convencionales, de  madera en varios acabados o con un toque más actual, siguiendo el estilo industrial. Sus usos son múltiples: por ejemplo, guardar todos los enseres de papelería, cartas, facturas y otros documentos que necesitemos tener a mano.

En nuestra habitación nos pueden ayudar a tener organizados la bisutería y los complementos.

En el comedor, permite guardar las mantelerías, cuberterías y cristalerías que usamos a diario.

En el recibidor, puede convertirse en una pieza estrella, posibilitando organizar las llaves, las gafas de sol y esas pequeñas cosas que nunca sabemos dónde posar.

Por no hablar de los dormitorios juveniles, símbolo del caos en el mundo (al menos el mío lo era).

Con toda esta inspiración, os dejo con algunos de los modelos que podréis encontrar en las tiendas la Oca.

1 y 2 Modelo Banderas; 3 Modelo ABC; 4 y 5 Modelo Cabinet; 6 y 7 Modelo Container; 8 Modelo Sixties.

¿Contáis con uno en casa? ¿Para qué lo utilizáis?

Estanterías I

En mi familia somos muy “tecnológicos”, tanto, que podrás vernos en algunas sobremesas jugando a Apalabrados unos con otros, cada uno con su tablet o su smartphone. ¡Un cuadro! Pero sin embargo, hay un gadget al que me resisto con todas mis fuerzas: el libro electrónico. Reconozco que es una manía mía, porque son muy cómodos, prácticos y seguramente, son el futuro. Pero no puedo evitarlo, me encantan los libros como objeto físico, su tacto, su olor… eso la tecnología no puede superarlo. Por eso, mi casa ideal está llena de estanterías por todos lados y cientos de libros se acumulan en sus baldas.

Pero no sólo para guardar nuestros libros, las estanterías pueden alojar además algunos objetos como jarrones, fotografías, figuras o pinturas de pequeño formato que potencien su carácter decorativo. Ya que además de su capacidad de almacenaje, pueden ayudarnos a dar sensación de orden y constituirse como un atractivo punto focal dentro de una estancia.

En la Oca podéis encontrar muchos modelos, hoy os enseñaré algunos de ellos, como veréis muy diferentes entre si por su estructura y sus materiales. De esta manera, podréis descubrir el que mejor se adapta al estilo decorativo de vuestra casa.

Otro día os enseñaré los sistemas modulares, que os permiten crear una estantería a “medida”, otra opción muy interesante para aprovechar al máximo el espacio disponible. ¿Cuál os ha gustado más?

A %d blogueros les gusta esto: