Esencia de Barcelona en el perchero Ona

Existen objetos que guardan la esencia de quienes lo crearon y que acaban formando parte de nuestro hogar. Cada elemento es elegido con cuidado para crear los ambientes más personales. Objeto a objeto, hacemos de nuestra casa un santuario lleno de personalidad e inspiración. Por eso, hoy nos adentramos en la historia del perchero Ona, la pura esencia de Barcelona.

M114_penjador-ona-m114-01

Ona-wall-hanger-pardros-riart-mobles114-galPRD-n02

Ona-wall-hanger-pardros-riart-mobles114-galPRD-n00

El perchero Ona se define como un juego de la ondulación en una estructura lineal. Finos trazos de forma curva siguen una línea, consiguiendo una estética delicada y limpia. Casi como una pequeña obra de arte funcional que aporta estilo propio, crea un ambiente completo y llena de originalidad cada rincón. Los premios de esta exquisita pieza son numerosos pues datan desde el año 1992, año en el que recibió el Delta d’Or AdiFad y el premio de la Selección Sidi. Un año más tarde se coronó con el premio de Diseño Nuevoestilo y desde 1994 forma parte de la Colección permanente del Museu del Disseny de Barcelona y del Museum of Modern Art (MoMA) de Nueva York. Convirtiéndose así en un verdadero icono de diseño.

montse-padros-photo-01

Montse Padrós, interiorista y diseñadora del perhero Ona

Carles-Riart

Carlos Riart, diseñador del perchero Ona

Pero ¿quiénes son los padres de esta pieza de museo? Sus nombres son Montse Padrós (1952) y Carlos Riart (1944), y también tienen su pequeña historia. Ambos barceloneses, ambos diseñadores, y ambos con el mismo espíritu creador. La unión de estos dos artistas forjó un concepto único en el que se refleja la propia forma y estética de la ciudad condal.

casa Milá, de gaudi año

Casa Milá, Antoni Gaudi (1906-1910)

Façana_Pis_principal_Casa_Batlló

Casa Batlló, Antoni Gaudi (1905)

Sus curvas son un reflejo de la arquitectura de la ciudad. Una estructura que se repite en las edificaciones de toda Barcelona y que busca transmitir a través de este perchero la esencia pura de las curvas de la capital catalana. Verdes, Rojos, grises, tonalidades de madera y blancos son los colores elegidos para que esta pieza de museo transforme los hogares en puro estilo. Así, la naturaleza de Barcelona puede guardarse como un tesoro en un rincón de nuestro hogar, porque un objeto se convierte en una obra de arte cuando guarda la esencia de un lugar.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: