Las madres

El otro día mi hijo mayor llegó emocionado a casa con una circular del colegio, explicando que al día siguiente la Policía Municipal les daría una charla sobre educación vial. Yo, como madre amantísima, madre virtuosa, madre que sobre todo mira por el bienestar de sus polluelos, firmé la autorización sin sospechar lo que se me venía encima. Porque, de todo el ciclo de infantil, ¿a quién sacó la simpática agente municipal? Si, habéis adivinado, a mi hijo. Y una vez en el estrado del salón de actos, ante sus compañeros y profesores, ¿qué le contó la carne de mi carne? ¡Pues que yo cruzaba los semáforos en rojo! Antes de que me denunciés ante Servicios Sociales y me quiten la custodia, aclararé que espero pacientemente a que los semáforos se pongan en verde, pero que justo la semana anterior, la hermana pequeña del delator, se tiró un botellín de agua por encima justo en el momento de salir hacia el cole. Así que imaginad el panorama: nervios, cambio de ropa, vuelve a coger la mochila de judo, la de la piscina, la de los botes de Actimeles que has ido guardando porque van a construir un templo griego, la de la merienda… y sal a la carrera porque vais a llegar tarde. Y ese día, sólo ese día (lojuropormimadre), ese día crucé el semáforo en rojo, advirtiéndoles que esa infracción sólo la cometíamos las mamás porque tenemos super poderes y un sentido arácnido que nos advierte si un coche viene en nuestra dirección a tres kilómetros de distancia. La cosa es que a partir de entonces, estoy marcada. Mi sueño era convertirme en una de esas madres modernas, de ésas que llegan al cole peinadas, con la merienda y todos los enseres que sus criaturas van a necesitar para el parque, en una bolsa monísima a juego con sus zapatos. Pero no, porque los compañeros de mi hijo tuvieron a bien contar en sus casas que la mama de Menganito cruza los semáforos en rojo. Y con esa etiqueta de madre “desnaturalizadainfractoradeleyesviales” me he quedado para siempre. ¡Mecachis! Y es que amigos, qué ardua la tarea de ser madre. Todo el día con la lengua fuera, intentando cuadrar horarios imposibles. Esas noches inenarrables en vela, porque tu criatura tiene fiebre y tú te pones el despertador cada hora para ir a comprobar su estado (tortura china de las buenas). Ese inventar mil juegos y mil actividades para que las tardes de lluvia tus retoños no acaben subidos por las paredes. Todos esas preocupaciones reales o imaginarias, esos desvelos y sufrimientos, para que tus hijos te lo paguen delatándote ante la Policía. Así que decidido: ¡nos merecemos un regalazo!¡Y de los buenos! Así que hijos del mundo, aquí os dejo una selección de ellos, para agradecerles a vuestras madres que aún así, sigan adorándoos.

regalosmama1. Organizador Secrets Beaute, 19€ 2. Neceser Vanity Sophie, 23€ 3. Organizador de bisutería de pared Canopy, 31.90€ 4. Fondue chocolate Cocoa, 29.95€ 5. Montage Photo Art , 99€ 6. Molde tartas Heart, 15.30€ 7. Funda Iphone 4 y 4S Camera, 9.90€  8.  Batidora multifunción eléctrica de Bodum Bistro, 499€  9. Jarrones Totem desde 35€ 10. Pen drive LipStick, 19€ 11. Molde de silicona para hacer bombones Good Morning, 7.10€ 12. Silla Louis Ghost, 258€  13.Grabador mensajes de video magnético Fridge, 64.90€ 14. Funda para maleta Prime Cherry, 20€

Anuncios

Etiquetas: , ,

One response to “Las madres”

  1. mae west says :

    Q regalazos. Triunfo asegurado

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: