Mini brownies de chocolate.

Por si no conocéis el dato, el otoño comienza este año oficialmente mañana sábado 22 de septiembre, a las 16h 49m hora oficial peninsular. Sé que por el norte las temperaturas han comenzado a bajar, sin embargo, aquí en Madrid seguimos con calorazo y buen tiempo. Pero yo ya estoy notando el cambio. Me sorprendo a mi misma mirando otra vez blogs de cocina, “pineando” fotos de tazas humeantes de chocolate con nata y buscando nuevos moldes y utensilios para cocinar. Es decir, ¡ya tengo el modo reposteril on! Síntoma inequívoco de que el verano llega a su fin. Tarde o temprano, los días irán acortándose y nos pasaremos las tardes en casa. Así que hoy os voy a dar una de mis recetas estrella, para que la probéis y hasta me cojáis un poco de cariño. Es muy entretenida además para cocinar con vuestros niños, que de todo hay que aprender en esta vida. Y muy socorrida si por ejemplo vuestro hijo de cinco años, en una exaltación de la amistad propiciada por la vuelta al cole, invita a merendar a la mitad de su clase.

Yo utilizo este molde (en la Oca), primero porque me encanta la calidad de los productos de Lékué, las masas no se pegan y se limpian en el lavavajillas de maravilla. Y segundo porque consigo 24 porciones individuales exactas, que al desmoldar quedan perfectas. No olvidés que la presentación siempre es muy importante en la cocina. Bueno, vamos con la receta. Os recomiendo poneros esta canción de Never Shout Never mientras lo cocináis, porque os hará entrar en el “mood” perfecto para que os salga delicioso.

Mini Brownies de chocolate

  • 125 gr de harina.
  • 3 huevos.
  • 125 gr de mantequilla.
  • 200 gr de chocolate para fundir.
  • 200 gr de azúcar.
  • 3 cucharadas de cacao puro en polvo.
  • una pizquita de sal.

El paso a paso es el siguiente. ¡Ánimo valientes!

Lo primero es fundir la mantequilla durante unos segundos en el microondas. Después añadimos el chocolate en trozos a la mantequilla para que ambos se fundan y se vayan deshaciendo. Si es necesario, lo metemos un poco más al microondas, pero ¡cuidado! que no se os queme (y ésto os lo digo por experiencia).

Por otra parte vamos a mezclar los huevos y el azúcar. Sólo hay que batir un poco, no queremos que la mezcla llegue a montarse. A ésto le agregamos la anterior preparación de mantequilla y chocolate, una vez que esté templada.

Vamos añadiendo la harina, el cacao en polvo y la pizca de sal, sin remover mucho. Ése es el secreto.

Después  tenemos que volcarlo con cuidado en el molde, nivelando la superficie con una espátula. Y lo metemos en el horno, previamente calentado, unos 20 minutos a 180º. Ya sabéis que debéis controlar un poquito, porque cada horno es un mundo.

Sólo queda desmoldarlos y decorarlos cómo más os guste. Yo suelo utilizar azúcar glass, toppings de corazones o fideos de chocolate.

Os aseguro que no querréis salir de vuestra casa, porque el olor es indescriptible. ¿Os acordáis de los dibujos animados, con los personjes flotando siguiendo un rico olorcillo? Pues así verás a los miembros de tu familia, hipnotizados, caminando hacia la cocina.

Ya me contaréis que tal os ha salido. ¡Buen fin de semana!

Anuncios

Etiquetas: , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: